¿Tendremos pronto 5G?

La llegada de la primera generación de iPhone a España aquel 11 de julio de 2008 ya marcaba notablemente una importante tendencia en redes a la cual otros terminales móviles también se sumaron. La conectividad EDGE se substituyó por el 3G, el cual daría paso a la conectividad HSDPA. Y la cosa siguió mejorando... A día de hoy, hablamos de LTE o 4G. Y no, no son lo mismo.

¿La diferencia? Ambos protocolos superan con creces la velocidad del 3G, pero no ofrecen el mismo rendimiento. El 4G permite una navegación mucho más rápida. De eso va la cosa. De velocidades. Así pues, habiendo analizado un poco la evolución de las conectividades móviles es lícito preguntarnos... ¿Y ahora qué?

Muchos sectores de la sociedad han seguido demandando constantemente mayores velocidades, motivo por el cual la industria ya está preparando la llegada del 5G. Las pruebas en laboratorios auguran redes que prometen multiplicar por 200 la velocidad de las conectividades actuales. Impresionante, ¿no creéis? Hablamos de llegar a transmitir más de un Gigabit por segundo, lo cual sería más rápido que transmitir datos mediante un cable de red categoría 6.

Esta velocidad se podría alcanzar incluso moviéndonos a más de 100km/h, algo que con las redes actuales es imposible, ya que siempre se generan problemas de conexión. La red incluso está preparada para resistir grandes aglomeraciones de personas, algo cada vez más frecuente en las urbes... Además, el 5G permitirá el máximo desarrollo del 
Internet de las Cosas.

¡Todo esto tiene una pinta maravillosa! Ahora bien, actualmente se encuentra todo por estandarizar. Mientras estás leyendo este artículo, las empresas de telecomunicaciones siguen desarrollando y testeando prototipos. La infraestructura y las regulaciones legales entre países siguen avanzado y, según parece, está previsto que podamos empezar a utilizar y disfrutar de estas redes entre 2018 y 2020. 

¿Cómo veremos el 5G en los productos de Apple?
Es complejo aventurarnos pero valorando los timmings que se están barajando, un iPhone con conectividad 5G es lo menos que podemos esperar... pero la cosa no se queda sólo aquí. Con tanta velocidad en las conexiones móviles, es probable que incluso los Mac lleven receptores 5G.

Así pues, las conexiones fijas en los hogares podrían quedar obsoletas frente a un tráfico móvil tan capaz. ¿Estamos exponiendo que los routers acabarán desapareciendo? Todo es posible. Depende de cómo vayan cambiando los avances y las restricciones de esas redes móviles.

¿Y si las velocidades de la fibra óptica también crecen?
Si ese sucede, no sería para nada descabellado imaginar un futuro en el que todos los dispositivos Mac, los Apple TV y hasta los Apple Watch tengan sus propios módems, capaces de descargar datos a una velocidad que ahora mismo podríamos considerar de ciencia-ficción. Como siempre, tocará estar atentos a cualquier novedad y esperar.
 


¿Qué te ha parecido este artículo?


Me encanta Me gusta Ni fu ni fa No me gusta No me gusta nada

¿De qué te gustaría que hablásemos en el próximo artículo?


¿Qué posicionamiento tienen los bancos españoles frente a Apple Pay? (50%)

¿Cuáles son las próximas novedades que va a lanzar Apple? (50%)

¿Por qué iOS y macOS son los líderes dentro del sector profesional? (0%)

Y la domótica, ¿para cuándo? (0%)


Escrito por Miguel López

Miguel López

Formador veterano en Microgestió. Editor senior en Weblogs SL. Incansable en esto de enseñar a la gente. ¡Estad siempre atentos a lo que dice!